En esta actividad podrás averiguar la temperatura de tu cuerpo y ver cuáles son las zonas más frías y calientes del mismo. Podrás escribir mensajes invisibles que sólo se podrán descifrar con nuestra cámara térmica. También podrás esconderte detrás de una lona, pero nosotros conseguiremos verlo todo. Pero hay una cosa que no podemos… ¡Ven y descubrelo!

Además, podrás construir y llevarte a casa, una pulsera que te alertará de la presencia de la luz más energética que deja pasar nuestra atmósfera y que están al otro extremo de los infrarrojos, los ultravioleta, radiación responsable del bronceado de la piel y muchos procesos químicos que se producen en la atmósfera.