El ajedrez es un juego catalogado como deporte, ciencia y arte, practicado en todo el mundo por personas de todas las edades y condición. Al jugar, aplicamos el cálculo, la lógica, la teoría, el razonamiento, y la creatividad… herramientas sin duda base para el razonamiento científico. Además, aumenta el control emocional, mejora la concentración y fomenta el respeto y la paciencia. 

Según decía el gran jugador Capablanca “el ajedrez es una diversión intelectual que tiene mucho de ciencia y algo de arte”.