En esta actividad se da a conocer la técnica de la ESFERIFICACIÓN y pretende mostrar una aplicación de la ciencia en la cocina. La técnica consiste en mezclar un alimento líquido con alginato, un compuesto natural extraído de las algas, para posteriormente sumergirlo en un recipiente que contenga calcio (Figura 1). El resultado es la formación de esferas con dos texturas diferenciadas; por un lado, la textura sólida del exterior y por otro, la textura líquida del interior, “esferas líquidas con una cubierta gelificada ” (Figura 2). La actividad contempla la explicación de las reacciones físico-químicas que tienen lugar en el proceso y por otro lado, permite a los visitantes realizar sus propias esferificaciones. Por tanto, esta actividad es de interés para todas las edades y es a la vez instructiva y divertida.